El poder de lo (im)POSIBLE

No hace mucho descubrí a un chico de Sierra Leona. Le llaman “DJ Focus”. Algunos jóvenes de su edad, en otros rincones del mundo (eso sí), suelen estar atentos a otras cosas, posiblemente arrastrados por el bombardeo mediático de las “necesidades no necesarias” que tienden a crearnos a quemarropa.

En su Sierra Leona natal, los niños de los que tenemos noticia son aquellos que terminan por ver el mundo a través de la mirilla de sus fusiles y rifles.  La esperanza de vida apenas roza los 40 años. En muchas áreas, la gente todavía sufre de la carencia de acceso adecuado a servicios básicos, y sigue afrontando desafíos difíciles en el reestablecimiento de su vida diaria. El deterioro de la guerra y posguerra posterior ha mantenido a Sierra Leona al final del Índice de Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. En la actualidad, se calcula que el 90% de la población vive en la pobreza. Ninguna de las zonas tiene garantizado el abastecimiento de luz o de agua corriente. La población se abastece de agua principalmente a través de fuentes naturales (ríos, arroyos o pozos) y algunos pozos artificiales construidos sobre todo por organizaciones humanitarias. Sin embargo, más de tres cuartas partes de la población no tiene acceso al agua potable, lo que ocasiona un importante problema de salud pública, especialmente entre la población infantil constantemente afectada por enfermedades gastrointestinales, diarreas etc.

135448257080_1

En su ciudad, las luces sólo se encienden una vez a la semana. Familias enteras permanecen incomunicadas durante días. La necesidad de reinventarse tocaba a la puerta de Kevin y, como las grandes genialidades, lo hizo por casualidad. Por casualidad, vio dónde podía encontrar los materiales para conseguir crear una estación de radio de manera autodidacta: los materiales que iba encontrando por la ciudad.

‘Dj Focus‘, como le conocen en su comunidad, inventa aparatos eléctricos con materiales sacados de la basura. Ha conseguido que su casa tenga electricidad por medio de una batería que fabricó con trozos de metal, bicarbonato y ácido y que su comunidad esté conectada con una radio hecha con sus propios generadores, radiotransmisores y baterías. Lo que quiere es proporcionar conocimiento a su vecindario y así debatir sobre las cuestiones que les afectan, además de darles facilidades.

Un estudiante de doctorado nacido también en Sierra Leona fue quien le descubrió a través de la organización Innovative Salone. David Senegh es el responsable de que su universidad le haya incluido en el programa ‘Visiting Practitioners Program’ que se centra en darle importancia al trabajo de los jóvenes para solucionar el futuro de países como Sierra Leona.

Supongo que las conclusiones que sacarás de aquí después de leer esto pueden ser muchas. Yo me quedo con que lo imposible realmente es una utopía, porque hay una fuerza mayor y más poderosa que permite ir quitando las vendas que nos tapan la visión real de lo que está ahí afuera. A mi me gusta llamarlo pasión. La pasión enciende la chispa de cualquier acción, abraza a los emprendedores. La pasión y la constancia son, a mi entender, las verdaderas claves del éxito, y con esto me estoy refiriendo a cualquiera de las cosas que forman parte de tu vida. Para mi se resume en el poder de lo imPOSIBLE

4 Respuestas a “El poder de lo (im)POSIBLE

Deja tus "buenos días"

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s