De nuevo…

IMG_2865234251581

Han pasado meses, pero aquí estoy de nuevo. Una finalmente regresa al lugar donde todo le parece sencillo y bueno. Creo con firmeza que aquello que realmente hacemos o creamos sin esfuerzo es parte del pequeño camino que debemos recorrer siempre… Y, gracias a las migas de pan que fui dejando caer en otros meses más floridos, hoy, por fin, he encontrado el punto de partida (o de vuelta).

Aquí estoy de nuevo. Los motivos para descuidar las citas fueron atados desde el corazón, que tiraba de su cuerda pidiendo más tiempo y su lugar en la mesa. Las semanas previas a estas letras que escribo han sido de poner esa misma mesa cada día sin saber ciertamente qué habría de menú. O si el hambre haría mella… Eso prácticamente y por norma general escapa a la seguridad y el confort al que parece que estamos dispuestos. Al que le ponemos nuestra mejor cara y, también en ocasiones, la otra mejilla.

De nuevo, aquí. Estoy nerviosa. Las noches en vela del estío y el otoño, tiempo más tarde se plasmaron en mi cuerpo… Me pedían el descanso que no le di cuando el desgaste había vestido los días de lluvia. Una lluvia que se enjuagó parte de la enfermedad, de los hilos que me ataban al corazón de mi padre y, finalmente un adiós que, con poco consuelo, me dejó huérfana.

 

Las letras no son sólo letras. A veces las he descubierto viajando conmigo en los circuitos de la moralidad. Otras, sencillamente, han desaparecido de mi boca. Y las últimas que recuerdo, eran sólo ruido. Ese ruido que deja el silencio de lo que ya no se palpa. El mismo que arrebata el sentido de las cosas, que, por ende, cobran otro sentido. Quizás el sexto… o puede que se refiera a ese otro que huye del apego y que te muestra fielmente qué, cómo, dónde y cuándo. Este silencio del que hablo más tarde me asombró con un “para qué” de lo más colorido. Se presentó una mañana en forma de versos… También eran letras, pero éstas dejaban escapar entre quejidos un espíritu de grandeza. Absorbí lo que pude por los poros y lo restante se fue dosificando sólo. Quién era yo para negarme al elixir de la abundancia que ofrece estar al filo del abismo. Lo imposible dejaba caer un par de letras y, entonces, todo tomó forma.

De nuevo por aquí. Estoy lidiando. Los morlacos que parece que embisten no buscaban más que un par de caricias y unas cuantas palabras tiernas susurradas de mi boca. Algo hubo… sí, algo, que se hizo añicos; la tempestad dejó a mi barco en la roca… Ahora navego con una brújula sólo. A veces transito con ella el Norte, pero esto no quita que caiga en picado al Sur. El Sur también existe, como cantaba aquel, y únicamente desde el calor de la caldera de los cimientos que me anteceden soy capaz de buscar la verdad que hasta antes de respirar me resultaba tan frágil.

Aquí estoy de nuevo. Y respiro. Hondo. Respiro de nuevo…

6 Respuestas a “De nuevo…

  1. Gracias, querida mía. Yo… también echaba en falta estos encuentros por aquí. Ya tengo planes en la cabeza para ir dando riendecilla de nuevo al blog. 🙂 Espero que os vayan gustando. MUACKA, reina. Y, recuerda que no se van. Nunca lo hacen.

    Me gusta

  2. Hola guapa,

    Me alegra leerte de nuevo, se te echaba de menos. También decirte que siento mucho la pérdida de tu padre, te lo dice alguien que perdió al suyo y que se está emocionando recordándolo en este momento.

    Cuídate y un fuerte abrazo!!!

    Me gusta

  3. solo se me ocurre decirte, Bienvenida. Porque cualquier cosa que diga a lo que tu has escrito, quedará hueco. Ole, tu, srta. Moreno.

    Me gusta

Deja tus "buenos días"

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s