#UnCariño5 – “Hablando sola sobre la belleza” (Daniela Rivera)

Nos sentamos a esperarla… Pero nunca se ha ido.

 

Nos pasamos demasiado tiempo intentando ponerle formas, lugares, opciones y nombres. Pero siempre está, ha estado y a donde quiera que vayas, irá. Contigo. Porque no sabe ser sin ti,… ni tú sin ella. Las horas muertas de búsqueda serían horas vivas si entendieras que ya la tienes. Que es tuya. Porque nada le asusta, te acompaña en lo bueno y lo que no lo es tanto. En la riqueza, la pobreza, la enfermedad y la grandeza. Incluso cuando el cerco se va cerrando y sabes que tienes que poner la polvorosa en tus pies… Cuando la guadaña  acecha, ella sigue, perenne, a tu lado.

Consiste en saber mirarla. En dejarla ser tímida o sublime, según se tercien las cosas.

Cercana, simple: así es la belleza.

 

En ocasiones, también puedes escucharla en palabras de otros, como es el caso de hoy, con Daniela Rivera. Y para hacerlo, tan sólo tienes que pinchar en el podcast de esta semana.

 

 

HABLANDO SOLA SOBRE LA BELLEZA (Daniela Rivera)

 

Se cree que la belleza tiene algo que ver con lo que podemos ver, pero no es así. Dice una persona que sabe mucho, que la flor puede ser muy bella, pero que es más bello lo que la hizo florecer. Creo que lo que nos hace inseguros es pensar que lo de afuera es lo que cuenta. Hay suficientes ejemplos en la vida que nos hacen ver lo poco importante que es lo visible. Pero no podemos entender todo esto hasta que no conocemos a alguien que nos ha cautivado por lo que dice, lo que hace, por lo que siente… y también por lo que no dice, lo que no hace y lo que no siente. Todo es tan sencillo como lo sería el nunca rechazar lo que puede tener potencial, sólo porque lo de afuera no parece ser lo que cualquiera llamaría “bonito”.

¿Qué es realmente el físico? ¿Una envoltura de chocolate, la portada de un libro, una puerta de acero, una caja de zapatos, una bolsa de piel, la fachada de un edificio? El físico es realmente eso: todo lo que acabamos por dejar a un lado para descubrir lo que hay dentro. ¿Cuántos de nosotros pasamos toda la vida queriendo ser otra persona? ¡Lo más triste de todo esto es que aspiramos a ser otra persona y eso es mucho menos que aspirar a ser tú mismo! A veces lo que quisiéramos ser es mucho menos de lo que en verdad somos. Creo que es más fácil ser otra persona que ser uno mismo.

Ser uno mismo es ser “el original”, es ser desde el principio y no dejar de ser.

Es ahí donde está la belleza. Está en lo que nunca deja de ser.

Deja tus "buenos días"

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s