MUESTRA TU HERIDA

tumblr_nxx3ja0c6c1s8s1nso1_1280

Tengo cicatrices.

Las tengo porque me han herido.

Exactamente igual que tú.

Todos venimos al mundo en cueros. La mayoría, llora al sentirlo por primera vez. Puede que suceda que en ese momento nos demos cuenta que tenemos ya tanto por delante, que se nos afilan hasta las membranas…

Las primeras heridas que recuerdo iban todas a parar a mis rodillas. Eran las heridas saludables que, con un poco de algodón y mucho de mano de madre, prácticamente se curaban solas. Aquellas, hablaban de jugar a la comba, ir al frontón, correr en el patio y hacer cabañas con palos y ramas.

La edad es últil para mil cosas… pero ir sumando años nos cuela de refilón la sensación de querer ser perfecto cara a la galería. Y con esa idea fija en mente, movemos las fichas que hagan falta: las nuestras y las de los demás. Porque nos cuesta demasiado creer que con hacerlo bien no basta. Porque siempre habrá quien le saque punta al lápiz o le dé un puntapié a nuestras (buenas) intenciones. Porque nunca llueve a gusto de todos y el sol no sale a la hora que queremos acordar con él.

Maquillamos las marcas y compramos la seda, cuando deberíamos lavarnos la cara y vestir de algodón: fáciles, cómodos, neutros… Bailamos en una espiral de revancha con nosotros mismos de la que nos cuesta salir: hacemos círculos en la lanzadera esperando el momento oportuno de saltar. El que nunca llega. O sí llega, pero como pensamos que detrás vendrá uno mejor, el reloj de arena sigue arrasando con nuestra flojera mental.

Llegados a este punto, tú sabes que esto no tiene por qué oler a farsa. Aunque exista quien te señale y tu cambio lo viva como un culebrón en Brodway, tienes que ser. Honesto. Contigo. Con lo que tendrías que estar haciendo y no haces por pereza. Reconociendo que moverse por inercia es mucho más fácil que salirse del tiesto. Saboteando la cuadrilla de ideas que te animan a seguir como hasta ahora porque “alguien como tú debe hacerlo”.

¿Alguien “como tú”?

¡Si no hay en la faz de la tierra nadie como tú! La delicadeza del equilibrio que tanto parece que molesta, está en que uno es igual de genuino que quien tiene al lado. Aunque ser diferente no otorga ningún plus sobre el resto… No caigas en la efímera tentación de mirar a nadie por encima del hombro, porque esa vanidad se quedará anclada contigo, por encima del bien y del mal. Jugarás a ser Dios juzgando en tus antojos quién es bueno y quién, malo. Mejor cae en la gracia de saber que el otro actúa como mejor sabe, tiene derecho a equivocarse y que, si no te vibra, es tan sencillo como apartarse, sellar la puerta y poner mucho oxígeno de por medio para que tengáis espacio para respirar.

Los pasos para salir de la espiral, son cinco. Uno, parando los pies. Dos, callando a la cansina de tu sesera. Tres, haciéndote responsable de ti. Cuatro, dándote licencia de decir que no: porque no quieres, porque no te da la gana o porque tienes tus planes de vida esperando. Y, por último, alejando a quienes queriendo (lo de sin querer, es otra historia) te hacen daño sistemáticamente para tenerte controlado.

Muestra tu herida, porque nunca sabes a quién puedes dejar una pista.

Muestra tu herida, porque si la ocultamos, ocultamos nuestra propia historia.

 

tumblr_n4ei7om4yP1si45m2o1_500

 

************

Sígueme en redes sociales:

Instagram (1)

Instagram: @lady_hertzio

twitter-turquoise_zpsabadd940

Twitter: @Lady_Hertzio

facebook-turquoise_zps16476028

Facebook: /ladyhertzio

Deja tus "buenos días"

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s