Los Buenos Días De: Conciertos Solidarios

LOS BUENOS DÍAS DE:

CONCIERTOSSOLIDARIOS

______________________________________________________ 

lady hertzio version web sin fraseNo sé si la vida te marca las pautas o tú vas marcando la huellas que quieres dejar. No sé si llega un día en que uno siente, pero de  S E N T I R  con las seis letras, que no somos un grano obsoleto y aislado en el desierto del planeta, sino chispas que encienden llamas que sólo pueden quemarse con la buena voluntad y las ganas de crecer en conjunto. No sé si hay una danza común que todos tendríamos que aprender para lanzarnos menos bombas y más partituras. No sé si hay un método infalible para sacar lo mejor de nuestro pellejo y ponerlo a merced de personas que ni conocemos, pero que sabemos que tenemos la obligación de ayudar por el mero hecho de estar aquí, compartiendo aire y vida.

No todos tenemos la suerte de cara. O al menos, no siempre. Tampoco todos tienen la voluntad de ceder su tiempo, sus espacios y sus conocimientos porque sí… Porque algo que en su cabeza les dice “avanza, avanza, avanza” y ellos no sienten más que la fuerza del grupo. Un grupo que puede ser de amigos, de músicos, de familias que necesitan y de otras que quieren donar lo que tienen en sus manos.  

Irene lo supo. Se dio cuenta. Y con la fuerza de su apellido se lanzó a por todas con un corazón en una mano y una batuta en la otra. Así fue como nació uno de los movimientos solidarios más punteros del momento en nuestro país:

#ConciertosSolidarios.

{} 



Conciertos-solidarios-300x211


Fotografías: Conciertos Solidarios. | Entrevista a: Irene S. Guerrero | Por: Rocío Moreno (Lady Hertzio)

______________________________________________________

 

UNBUENDÍALOTIENECUALQUIERA: ¿Cuando uno, de repente, siente que hay un eslabón que le falta en su vida, surgen ideas como la de “Conciertos Solidarios” o es algo que ya barajabas tiempo atrás como un reto…?

IRENE S. GUERRERO – CONCIERTOS SOLIDARIOS¡Qué va! Siempre lo digo: #ConciertosSolidarios nació de una casualidad. Y casi el azar quiso que me lanzara a esta proyecto. Me di cuenta de que existía un vacío y que la mayor parte de las Asociaciones precisan ayuda a la hora de crear eventos, darse a conocer, proyectar su imagen a los demás… Y así fue como nació. Poco a poco fue creciendo, ampliando fronteras, llegando a más personas, hasta que se convirtió él solo en el reto de mi vida.


UBD: ¿Por qué elegiste la música como nexo de unión  en tu proyecto social?

CS: La música siempre consigue sacar una sonrisa y hay una canción para cada momento: cuando estás triste, cuando estás alegre, cuando estás de bajón, cuando estás agobiado… Vimos en la música una buena combinación con la solidaridad. Además, “Conciertos Solidarios” comenzó en Madrid, y allí el panorama musical deja a buenos grupos de calidad, pero que no son conocidos, sin espacios donde tocar. Así que, a través de la Asociación llegamos a un doble acuerdo: por un lado, los grupos consiguen un sitio donde tocar, y por otro, gracias a su música se consigue apoyar diferentes causas sociales.


UBD: Cuando te dicen que eres la persona y el proyecto elegido para el premio especial del jurado en la VII edición de los premios Jóvenes Emprendedores Sociales de la Universidad Europea, ¿qué es lo primero que le viene a uno a la cabeza? ¿Y lo segundo?

CS: Lo primero no me lo creía. Yo me acababa de mudar a vivir de Madrid a Gijón. Me llamaron por teléfono para darme la noticia y decirme que tendría que ir a Madrid dos semanas, una en junio y otra en noviembre. Mi primer pensamiento fue: “No puedo… ¡trabajo en Gijón!”. Recuerdo que se quedaron impactados y me dijeron: “¿Cómo? Si no vienes renuncias al premio…”. Y ahí entendí que era GANADORA. Pensaba que la llamada simplemente era porque había sido seleccionada, ¡pero no para decirme directamente que había ganado! Así que mi segundo pensamiento fue: “¡No me lo creo!”, y fui de cabeza a Madrid. ¡Menos mal! Porque conseguí también ganar el premio especial del jurado durante la ceremonia de los premios JES y viajé en febrero de este año a México para estar presente en los premios al desarrollo social UVM de Ciudad de México. ¡Maravillosa experiencia e increíble país!





UBD: Y para llegar hasta ahí, ¿cómo es la vida de un joven emprendedor en España? ¿Ha sido un camino con golpes de suerte o no?

CS: El camino es complicado: demasiados papeleos, poco asesoramiento, poca ayuda, ninguna subvención… Todo son puertas cerradas, pegas y recibir constantemente “noes”. Pero una vez abres hueco, todo es más sencillo.


UBD: Gracias a este reconocimiento en febrero de este año pudiste viajar a México para formar parte de los premios sociales UVM en México DF. ¿Qué aprendizaje has traído de allí?

CS: ¡Increíble mi experiencia en México! Al principio me daba reparo ir porque viajé sola desde España y pasé bastantes días conmigo misma visitando el país por mi cuenta ya que iba una semana a los premios. ¡Tenía que aprovechar y conocer aquello de primera mano! Me traje muchísimas ideas pero, sobre todo, muchos contactos: conocí personas maravillosas con proyectos increíbles y establecimos lazos de colaboración. No puedo adelantar mucho, pero junto a una persona de México vamos a trasladar “Conciertos Solidarios” a México, para seguir repartiendo solidaridad por allí, que tantísima falta hace…


UBD: ¿Qué tipo de proyectos tienen cabida dentro de “Conciertos Solidarios”?

CS: ¡Todos! Hemos hecho eventos para multitud de causas, diferentes ONGs, Asociaciones, Fundaciones, e incluso casos particulares, como familias en riesgo de exclusión social a las que ayudamos a través del envío de compras con alimento de primera necesidad, ropa en perfecto estado, juguetes para los más pequeños por Navidad, etcétera.





UBD: Todo el mundo recuerda su primera vez…  ¿Cómo fue el primer “Concierto Solidario”?

CS: El primero fue muy bien. Gracias a ese primer concierto fue cuando nos animamos y creamos la Asociación. Recuerdo que una amiga me preguntó qué hacer para obtener fondos e ir a Camerún a ayudar durante un verano, y rápidamente dije ¡un concierto! Nos pusimos manos a la obra y conseguimos hacer el primer concierto en la ya mítica y desaparecida sala madrileña Ritmo y Compás, y con ¡“Garaje Jack” sobre el escenario! Un grupo madrileño de rock muy bueno, que lamentablemente se han separado. También actúo “El último vagón”. Me acuerdo que todos estábamos muy ilusionados, con nervios para que saliera bien, ¡y salió! Porque casi 4 años después aquí seguimos…


UBD: Tienes a Javi Ciprián (Vicepresidente) como tu mano derecha en el equipo. ¿Qué te aporta tenerle a tu lado?

CS: Además de vicepresidente, es también quién se ocupa de la parte técnica de la asociación. Durante los eventos solemos grabar en vídeo parte del concierto para luego poder ofrecer este material a los grupos. También hace fotos para ayudar a dar visibilidad a los eventos y que los grupos tengan documentación gráfica para mostrar. De manera natural y poco a poco, Javi se ha ido implicando en la organización, y cuando yo no puedo por motivos personales estar presente en algún evento, es él quien se encarga de que todo salga bien.


UBD: Por cierto… ¿cómo llego él hasta “Conciertos Solidarios”?

CS: Está desde el principio en el proyecto. Cuando hicimos el primer concierto estábamos un grupo de amigos, entre ellos, él. Meses más tarde de aquel día, cuando me paré y decidí llevar a cabo esta idea, me animó y ayudó con todo el papeleo, los estatutos, a conseguir el CIF, viajes a Hacienda, …


UBD: ¿Cuáles son las mayores dificultades con las que se encuentran las ONG’s y las familias a las que apoyáis con vuestro proyecto?

CS: Una de las mayores dificultades por parte de las ONGs, en las que la gran mayoría de ellas coincide, es la falta de subvenciones, y por otro lado, el escaso tiempo que tienen para organizar eventos, además de la poca experiencia. Es por lo que todas ellas nos requieren:  para que intentemos agilizar este trámite, les ayudemos en la organización de sus eventos y en la visibilidad de su causa. Parece fácil, pero puede suceder que si no se tiene tiempo ni personal adecuado, las cosas se complican… Así que nosotros encantados de servir de nexo entre artistas y causas para llevar a cabo este proyecto.


UBD: ¿Son organizaciones como la vuestra la única solución a estos problemas? ¿Qué más se podría hacer, me refiero, cuál sería el “ideal”?

CS: Organizaciones como la nuestra sirven de ayuda, pero no creo que sean la solución puesto que se necesita muchísimo más. Para empezar, se necesita concienciar a la gente, hacerles empatizar, ver con otras gafas. En el momento en que esto suceda habremos cambiado una pequeñita parte del mundo e iremos a mejor… No tengo la solución a los problemas del mundo, ni creo que nadie pueda tenerla, pero si empezamos por cambiar nosotros mismos estaremos haciendo las cosas por el buen camino.


UBD: Hay muchas causas sociales en las que poder trabajar. ¿Cuáles son vuestros puntos fuertes?

CS: No cerramos las puertas a ninguna ONG o asociación que necesite de nuestra ayuda. Sin embargo, es cierto que desde que empezamos hemos dedicado mucho tiempo a la difusión de las enfermedades raras y  jornadas de difusión, eventos, para diferentes causas: síndrome de tourette, problemas del corazón, cáncer infantil, narcolepsia, ayuda a la tercera edad, cooperación internacional con Guatemala, África… Por otra parte, nada más iniciar la andadura fuimos ampliando el número de familias que precisan ayuda. Esta Navidad pasada, por ejemplo, enviamos juguetes a más de 200 niños.





UBD: Con la clara idea de generar una mayor conciencia social, ya tenéis en vuestro histórico de actividades más de 100 #CumpleañosSolidarios. Imagina que el mío fuera en breve. ¿Cómo podría participar de ellos? ¿Qué tendría que hacer? ¿Con cuánto tiempo de antelación he de pedir formar parte de los #CumpleañosSolidarios?

CONCIERTOS SOLIDARIOSCS: Cada cumpleaños solidario es un mundo, porque cada persona es distinta y cada una nos pide hacer las cosas de una manera u otra. Hemos celebrado cumples solidarios en los que nos hemos ocupado de todo: desde poner música o espectáculos de magia y monólogos, hasta el catering del cumpleaños, la tarta, la decoración, … Otros, en cambio, con más asiduidad en los cumples que nos piden las madres para sus pequeños, nos ocupamos simplemente de ir, llevar información de la ONG y atender a los padres interesados en conocer más sobre qué hacemos. En estos casos, son las mamás las que se dedican a difundir la idea entre sus invitados y estos en donar lo que iban a gastar en el regalo en la causa elegida para cada cumpleaños. Hace poco hicimos el cumpleaños de dos niños y conseguimos obtener fondos para ayudar otro pequeño de Valencia con leucomalacia periventricular, que le impide valerse por sí mismo. Inculcar estos valores desde tan pequeños es algo precioso. Por lo que avisar con unas cuantas semanas de antelación nunca está de más para que  nos dé tiempo a conseguir local (en caso de necesitarlo, porque otras veces se han celebrado en casas particulares), conseguir artistas (si es preciso), hacer la difusión del evento, conseguir voluntarios, ¡y todo lo demás!


UBD: Algunas de las historias de las familias a las que ayudáis son realmente duras… pero al fin y al cabo es la “realidad que no se cuenta” y que, por desgracia, se vive en nuestro país. ¿Qué habéis conseguido hasta ahora con vuestras acciones? ¿Hay alguna historia ya con un “final feliz”?

CS: Sí. Y no una, ¡sino varias! Tenemos familias que después de años ayudándoles no precisan de ella en este momento porque han conseguido trabajo. Incluso familias que hace unos años estaban de okupas y que ahora están de alquiler. ¡Es increíble ver en primera persona estas historias! Porque en parte hemos formado parte de esta transición, de este cambio, y… ¡se nos ponen los pelos de punta! Son familias que sirven de ejemplo a otras e, indiscutiblemente, de apoyo. ¡Si ellos han podido, por qué no otras también! 


UBD: Hace no mucho, tuvisteis un #ConciertoSolidario en Madrid con el fin de recaudar fondos para #MenudosCorazones? ¿Qué tal fue?

CS: ¡Muy bien! Hicimos dos conciertos bastante seguidos para Menudos Corazones y celebrar así juntos el Día Mundial de las Cardiopatías Congénitas. Trabajar al lado de esta Fundación siempre es un regalo: ya no puedo contar con los dedos de las manos todos los eventos que hemos hecho para esta causa. A día de hoy, puedo decir que nos hemos hecho buenos amigos y, sobre todo, que hemos creado un equipo. Porque la solidaridad siempre es más fácil cuando se va de la mano, cuando se coopera entre unas causas y otras, cuando se unen esfuerzos para lograr un mismo fin. Lamentablemente, esto es algo que también las propias ONGs deben aprender: a veces cooperar y compartir ayuda con el fin de obtener mayores beneficios, no para uno mismo, sino de manera global, siempre reconforta.


UBD: Y en junio y julio habéis estado metidos de lleno en un festival de monólogos en Gijón… 


peq2-724x1024.jpg


CS: [UUUFFFFF] ¡Ser parte de Metrópoli en Gijón ha sido una experiencia increíble! Abrimos el festival con un espectáculo de monólogos solidarios gracias a Asturias Comedy Club, Manu Area, Quique Matilla, Churi, Fran Estrada, Tiko Astur… Gustó bastante a la gente, las risas no paraban, muchísimos aplausos,… Tener contacto con este grupo de cómicos siempre es un placer. No es el primer evento en el que colaboran y seguramente no será el último. También, tuvimos el honor de cerrar “Metrópoli” con un concierto solidario de la mano de tres bandas 100% asturianas: Familia Culebra, Queen Bitch y Mota Blues. Y lo cierto es que nos quedamos con la boca abierta al ver la calidad musical que desprenden y cómo llenan un escenario tan grande. ¡Increíble! Aprovecho estas líneas para decirles a todos ellos GRACIASSSSS, una vez más. 😉


UBD: Imagina que yo conozco a alguna familia o asociación que necesitan realmente de apoyo social, dadas sus circunstancias, que pueden ser económicas, de salud, educativas. ¿Cuál es el mecanismo que seguís desde que yo os informo de las necesidades de ese colectivo hasta que, finalmente, llegan a formar parte de Conciertos Solidarios?

CS: Suele ser rápido. En el caso de ser una entidad ya consolidada (ONG, asociación o fundación) se nos informa de su causa, contactamos con los responsables y vemos sus necesidades a la hora de realizar el evento. Cuando hablamos de particulares, y para evitar “engaños” (que lamentablemente hemos tenido alguno) solicitamos cierta documentación para asegurarnos que las familias que reciben nuestros paquetes con comida, ropa, juguetes, etc. verdaderamente lo necesitan. Así también los donantes se quedan tranquilos al saber que lo que van a donar realmente va a tener salida y un buen uso.


UBD:  Sabiendo que al fin y al cabo se crean lazos emocionales entre quienes ayudan y quienes son ayudados, ¿querrías compartir alguna historia que te haya impactado realmente?

CS: ¡Desde luego que se crean lazos! Sobre todo con los niños. Yo siempre recuerdo a Álex, un pequeño de Vigo al que hemos ayudado desde el principio: su madre y yo nos hemos convertido en grandes amigas y conocer a Alex fue algo que me viene a la memoria con muchísima emoción. La primera vez que le vi en el hospital fue porque le iban a operar, ¡y él no perdía su sonrisa a pesar del momento!


UBD: Muchos músicos han pasado ya por vuestros escenarios… Aquellos que prueban, ¿qué os dicen de la experiencia?

CS: Aquellos que prueban, repiten. De hecho, tenemos colaboración muy estrecha con muchos de ellos, grupos que han colaborado varias veces y que siempre que les necesitamos están ahí. Y no solo músicos, también cómicos, monologuistas, magos, actores, animadores infantiles… Esto nos alegra porque es algo que nos encanta: la colaboración entre unos y otros. Al igual que nosotros siempre estamos ahí para quién lo necesite, nos emociona que otros también lo estén para nosotros. ¡Así que millones de gracias a todos los artistas que han colaborado con nosotros! A ellos les beneficia también ya que se dan a conocer a un tipo de público al que de otra forma no accederían y en ocasiones se generan nuevos seguidores, nuevas colaboraciones….


UBD: Entiendo que para poder llevar a cabo tantas actividades y seguir llenando el calendario de citas solidarias, necesitáis de un grupo nutrido de voluntarios. ¿De qué tipo? ¿En qué se puede colaborar?

CS: ¡Por supuesto! ¡Y más ahora que estamos divididos entre Madrid y Asturias! Los voluntarios son el alma de nuestro proyecto y sin ellos la mitad de las cosas no serían posibles… A día de hoy necesitamos voluntarios en diferentes campos: desde personas que nos apoyen en la organización de los eventos, tocando lo que se refiere a toda la preproducción, los eventos in situ, la difusión (por ejemplo personas que controlen de diseño y nos ayuden con los carteles), fotógrafos para que del mismo evento se pueda crear un reportaje, y por supuesto, artistas que quieran subirse a nuestros escenarios solidarios… En nuestra Asociación tienen cabida todas las personas, y estamos abiertos a nuevas ideas y colaboraciones.


UBD: La idea es seguir creciendo. ¿Tenéis alguna dirección ya hacia la que llevar el timón de este barco en los próximos años?

CS: una ligera idea sí. Nuestro objetivo es poder cooperar y actualmente estamos cambiando nuestros estatutos para pasar de ser una asociación nacional, para poder ser internacional y comenzar con nuestros conciertos solidarios en México. El premio me abrió los ojos, y sobre todo las puertas de un país con muchísimas salidas y ayudas para los emprendedores. Así que, los próximos años, además de continuar con la ayuda en España, que tan necesaria es, queremos ampliar fronteras y comenzar por México, para quién sabe, continuar en otros países…


UBD: ¿Cómo os imagináis Conciertos Solidarios de aquí a 10 años? ¿Es en lo que quería apostar Irene antes de que el proyecto naciera definitivamente?

CS: Imposible imaginar conciertos solidarios de aquí a 10 años… sería muy utópico. Personalmente, me encantaría que siguiera vivo, bien conmigo u otras personas, pero que la idea y el proyecto no muriera aquí; que se mantuvieran su esencia y sus eventos, porque la ayuda social va a ser necesaria todos los días y cada día surgen nuevas investigaciones, nuevas enfermedades, nuevas patologías… Tener una asociación que ayude a difundir estas causas, a dar mayor visibilidad, a obtener fondos, y un largo etcétera, siempre es una ayuda. Y se agradece, cuando uno está perdido y no sabe qué hacer, tener un apoyo con años de experiencia en el que poder confiar.


UBD: No quiero resultar indiscreta pero… ¿cómo desconecta Irene de todo esto?

CS: ¡No desconecta! ¡Jajajajajaja! Es imposible desconectar de esto. Hasta cuando me voy a mitad del campo, mi cabeza está pensando qué hacer, cómo poder ayudar, cómo llegar a más gente, cómo conseguir mayor impacto, mayores ayudas… Incluso en mi vida privada, en mi trabajo, siempre intento sacar el lado social de todo. ¿Y por qué no? Cualquier empresa, del sector que sea, puede aportar su granito de arena y colaborar. 


UBD: Leí por ahí hace un tiempo una frase que me gusta mucho como filosofía de vida: “La gratitud es más poderosa de lo que pensamos”…

CS: ¡Desde luego que sí!… y: “Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”. Creo que este es mi lema porque esta asociación nació de un sueño, y no me cansaré de agradecer a todas las personas que hacen realidad mis sueños.



Tu frase para que “Un buen día lo tenga cualquiera” es…

Lo único imposible es aquello que no intentas.



bo-como-objeto-inteligente-1

MÁS INFORMACION


************

Sígueme en redes sociales:

Instagram (1)

Instagram: @lady_hertzio

twitter-turquoise_zpsabadd940

Twitter: @Lady_Hertzio

facebook-turquoise_zps16476028

Facebook: /ladyhertzio

 

 

Deja tus "buenos días"

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s