LOS MANDALAS: UNA PEQUEÑA GUÍA (II)

b9f81aef2c0f7b2969e83a8153dc8429

 

Hace ya unos meses decidí regalarte un libro.



Para ti.

Para que coloreases tus emociones, tus inquietudes, tus deseos.


Tus costumbres y lo que no formaba parte (aún) de ti. Para que fueras capaz de extraer lo mejor de ti mism@ y sanarlo en profundidad.

En aquella ocasión te explicaba el cómo y los porqués de una técnica muy antigua que parece que vuelve a tener una nueva etapa de floración: los mandalas. Por cierto, que si no llegaste a descargarte aquel libro, pincha aquí y llévatelo ya para tu casa. 😉

Hoy nos toca trabajar con ellos.




Según Carl Jung:

“Los mandalas están todos basados en la cuadratura del círculo. Su motivo básico es la premonición de un centro de la personalidad, una especie de punto central dentro de la psique, con el que todo está relacionado, mediante el cual todo está ordenado y que es en sí mismo una fuente de energía”.


Ahí es nada.

El diario de nuestras vidas, sobre todo si tenemos un horario de oficina, familia, cónyuges y vida social, nos arremete con fuerza contra un nivel de estrés que no siempre somos capaces de controlar. No en vano, cada vez somos más consumidores  de terapias naturales y alternativas, de técnicas como el yoga o el Tai Chi y prosperan talleres de Mindfullnes en las ciudades y los pueblos. Los mandalas son también un método de meditación. Y aunque su origen tenemos que buscarlo en la India, la verdad es que son algo universal e inherente a nuestra forma de entender el mundo…  El sólo hecho de contemplar un mandala, en la forma que sea, ya tiene un efecto curativo importante; cuanto más colorearlos o dibujarlos nosotr@s mism@s. Sin embargo, no tenemos que pararnos a pensar en cómo se produce esa cura, ya que gran parte del trabajo sanador tiene lugar de modo inconsciente.

Después de muchos años de rechazo “cortés”, bien es cierto que esta terapia tan artística, sutil y poderosa, está fuera de los círculos de comunicación de masas, pero dentro de nuestro interés por ir ganando terreno al ego y a la ansiedad, de manera que podamos provocarnos un estado de tranquilidad compatible con el estrés de el día a día de cada un@.

Para much@s, colorear dibujos puede ser algo infantil. Pero, como dice Ruediger Dhalke:

“No es casual que los niños empiecen con libros para colorear y se dediquen a calcar las estructuras existentes. (···) Cuando los niños colorean las muestras de los libros, se entrenan en llevar (su) color propio a la vida, y aprenden al mismo tiempo la necesidad de guardar determinadas formas”.

Así, dibujar mandalas puede ser la puerta que abre el camino al equilibrio: una alimentación correcta, establecer una proporción natural entre actividad y reposo, etc. La metáfora parece bastante obvia: en la vida podemos dibujar nosotros siguiendo nuestra inspiración, ética, instintos e intuición, pero también podemos colorear lo que antes otr@s crearon para nosotr@s…

No existe (todavía) una explicación científica, pero el uso reiterativo de los mandalas indica que, si son empleados con fines terapéuticos, tienden a armonizar el equilibrio de energías. Además transmiten fuerza y energía. De tal manera que, si te encuentras en un momento de tu vida en el que estás desorientad@ o confus@, podrías emplear esta técnica (incluso como complementaria a otras) y comprobarías cómo, con voluntad y constancia, puedes volver a ti mism@ con relativa facilidad. Y es que, al aportar concentración interior, te facilita a poner en orden tus ideas.



EJERCICIOS COLOREANDO MANDALAS


1 | RELAJACIÓN

  1. Elige un mandala que te inspire.
  2. Pregúntate por esas situaciones que te generan ansiedad, angustia o tensión. No intentes buscar la solución a esas sensaciones. No es lo que se busca.
  3. Comienza a colorear el mandala poniendo toda tu intención en relajarte profundamente.
  4. Mientras lo haces, y si te vienen, anota en una libreta, sin censuras, todas aquellas ideas que te vengan a la cabeza como maneras para resolver esas tensiones.
  5. De aquellas opciones que te han venido, elige una que creas que podría ayudarte a eliminar ese exceso de tensión.
  6. Contempla tu mandala ya finalizado en estado meditativo (cuenta, por ejemplo, tus respiraciones) y procurando silencio mental (si te descubres pensando, vuelve a iniciar la cuenta o a fijar tu vista en el mandala) durante 7 minutos.

2 | AMOR Y COMPASIÓN

  1. Elige un mandala para colorear.
  2. Medita y reflexiona durante al menos 3 minutos sobre los mejores momentos de tu vida, aquellos en los que experimentaste profunda felicidad, agradecimiento y amor…
  3. Empieza a colorear tu mandala desde el centro hacia la periferia.
  4. Siente cómo tu vida actúa igual que ese mandala: eres alguien que colorea tintes de compasión y amor hacia los demás.
  5. Trata de percibir cómo, mientras dibujas el mandala, vas expulsando de tu interior el dolor y el sufrimiento.
  6. Puedes repetir el ejercicio cuantas veces quieras y con tantos mandalas como te inspiren.

3 | QUIÉN SOY

  1. Escoge el mandala que más te guste.
  2. Antes de ponerte a colorear, medita esta pregunta: “¿Quién soy yo realmente?”. No trates de buscar una respuesta: ni la correcta, ni la adecuada… Sino que, durante cinco minutos y con los ojos cerrados, prueba a lanzar esa pregunta al fondo de tu conciencia, mientras te ayudas de la respiración profunda para ir relajando tu cuerpo.
  3. Concéntrate en el precioso mandala que has escogido y ve coloreándolo desde la periferia hacia el centro. Procura que tu respiración se mantenga pausada y armoniosa.
  4. Toma nota y conciencia de las sensaciones, pensamientos y emociones que te vayan surgiendo.
  5. Anota las diferencias que se hayan podido producir en tus pensamientos, sensaciones y emociones conforme ibas avanzando hacia el centro de tu mandala.




LEER MÁS:

 

Deja tus "buenos días"

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s